¿ Qué hace un diseñador de iluminación ?

Por: Sandra Luna.

Un profesional en iluminación conoce y comprende como se comporta la luz para su aplicación en proyectos arquitectonicos, comerciales y urbanos, tomando en cuenta la relación entre el ser humano y la tecnología, elabora diseños tomando en cuenta los espacios, funciones, gustos y aplicaciones, no solo para embellecer la arquitectura sino para crear un ambiente agradable, seguro, funcional y sobre todo comodo para los ocupantes.

El diseño de luminación es más que solo escoger entre una lampara u otra, cada proyecto es cuidadosamente elaborado cumpliendo normas y estandares, obteniendo una mayor eficiencia de los recursos humanos, de energía, ambientales y tecnologicos de cada lugar logrando un balance entre iluminación natural y artificial.

¿Cual es el proceso para hacer un proyecto?

Entendiendo que cada proyecto es unico y con caracteristicas especiales, se hace un analisis de uso de las areas y revisión de los planos conociendo las funciones de cada espacio.

Por ejemplo si es un proyecto residencial se hace una entrevista con las personas que van a ocupar la casa para conocer sus habitos y necesidades, para entender que espacios son los que van a llevar especial atención.

Conociendo esta información realizamos un sembrado de luminarias en los planos para indicar el lugar ideal donde deben ir colocadas, esto tomando en cuenta la potencia y color de luz que nos permita sacar el mayor provecho.

Enseguida se trabaja en la especificación de los modelos y marcas que se adecuan al diseño y presupuesto del proyecto.

Teniendo el proyecto sembrado y especificado se hace un calculo luminico area por area para verificar que la propuesta se apegue a las normas y sentido del proyecto, en este punto se pueden realizar cambios en potencia o sembrado para lograr el cometido y que el cliente tenga la certeza de que todo lo propuesto tiene el sentido correcto.

Ya aprobado el proyecto comienza la ejecución y se hacen constantes visitas para verificar que el diseño del proyecto se lleve a cabo según lo plasmado y en caso de algún cambio la solución sea aprobada y no tener variaciones en el resultado final.

Bases de la iluminación

Se considera a Richard Kelly el padre de la iluminación, ya que sentó las bases sobre cómo iluminar diferentes espacios. En 1950 Kelly cambió el concepto existente de cantidad de luz por calidad de luz. Tras muchas observaciones y estudios determinó que hay tres categorías en las que enmarcar la luz:

  • Luz para ver (ambient liminiscence) o luz indirecta, difusa.
  • Luz para mirar (focal glow) o luz enfocada, directa.
  • Luz para contemplar (play of brillants) o patrón de luz, destello.

Esta clasificación sigue vigente hoy día y la combinación de ambas da como resultado un diseño optimo y equilibrado.

Luz para ver: La iluminación general es la que se encuentra en todo el entorno, es la que nos deja percibir el espacio y poder desplazarnos en él. Como primera forma de luz, Kelly identificó la «luz de ambiente»; un término que puede traducirse como «luz para ver». Este elemento proporcionaba una iluminación general del entorno, y aseguraba que el espacio circundante, sus objetos y las personas en él presentes fueran visibles. La luz para ver no perseguía una iluminación global con una iluminancia pretendidamente óptima, sino una iluminación diferenciada fundamentada sobre el nivel básico de la luz ambiental.

Luz para mirar: Luz proporcionada para áreas específicas, como escritorios, para desarrollar actividades.Con el objeto de lograr una diferenciación, Kelly planteó una segunda forma de luz, a la cual denominó «luz focal», o «luz para mirar». Las áreas claramente iluminadas atraen involuntariamente la atención de la persona. La distribución adecuada de la luminosidad permitía ordenar la información contenida en un entorno. Las áreas con información esencial podían realzarse mediante una iluminación acentuada, mientras que las informaciones secundarias podían atenuarse mediante un nivel de iluminación menor. Esto facilitaba una información más rápida y segura. El entorno visual se apreciaba en sus estructuras y en la importancia de sus objetos.

Luz para contemplar: Luz dirigida, utilizada para enfatizar un objeto o punto de atención.La tercera forma de la luz, «luz de acento» o «luz para contemplar», surgió de la certeza de que la luz no sólo puede mostrar información, sino que constituye una información en sí misma. Esta idea se aplicó sobre todo a los efectos de brillantez creados por fuentes de luz puntuales sobre materiales reflectantes o refractantes. No obstante, también podía percibirse como brillante la propia fuente de luz

¿Porque trabajar con un diseñador de iluminación?

  • Mejor iluminación
  • Mayor seguridad y apego a las normas
  • Menor costo en insumos
  • Mayor eficiencia energetica

“Hay demasiadas lámparas, luminarios, sistemas de control, más el adecuado uso de la luz natural, todo ello es conocimiento del diseñador y lo hace un conocedor. Así que además de ser creativo, el diseñador debe proporcionar una experiencia visual, tiene que resolver el problema de la obra, ser eficaz en sus planteamientos y conocer el mercado para saber usar los productos eficientes, por eso es un especialista en el tema”.  Maurici Ginés

“El diseñador se busca su lugar mostrando su trabajo, ofreciendo lo que puede aportar a la obra arquitectónica en el momento en que no lo tiene; es el hecho de valorar lo que la iluminación puede generar a un proyecto”. Sandra Luna.